Ángel Peña Zafraned © 2003 - 2016 Barcelona

Nuestra Historia

Los Comienzos:

La Peña la crearon un grupo de amigos en 1.979.

El Nombre viene del apodo de uno de ellos porque la familia de éste poseía una casa en el Pueblo Viejo de Belchite.

Al inicio de la creación de la peña, sus integrantes fueron: Cecilio García, Fernando Gil, Gustavo Pérez, Javier Morella, Javier Pardo, José Ángel Tena, José María Martínez, Luis Cortés, Mª Carmen Benito, Mª Carmen Ortín, Mª Isabel Calvo, Mª Jesús Blasco, Teresa J. Martín, Mariano Ordovás y Sergio Gil.

Con el paso de los años y por diferentes motivos que no vienen a cuento, unos cuantos dejaron la peña, pero otros amigos que estaban integrados en otras peñas abandonaron ésas para formar parte de la peña  El Nido del Cuco.

Éstos fueron: Ángel Peña, Charo Latorre, Esther Larraz, Francisco Maluenda, Mª José Baquero, Mª José Ortín y Pedro Abances, a los que luego se les añadieron sus respectivas parejas, Luis Gros, María Mirabal, Mª Carmen Utrilla, Mª Rosa Martínez y Rosa López, y luego los hijos de todos ellos (en calidad de agregados) hasta que son mayores y tienen que abandonar el nido.

Actualmente formamos parte de la peña 17 personas.

 

Con el Paso del Tiempo:

La peña permaneció unos pocos años afincada en la Calle Mayor del Pueblo Viejo de Belchite, hasta que el Ayuntamiento prohibió la permanencia de las peñas en esta zona, debido a que podría haber peligro de derrumbe.

Por este motivo tuvimos que abandonar la casa y durante algunos años estuvimos sin ningún local fijo. Incluso algún año no tuvimos ni siquiera local, es más, sólo nos reuníamos en grupo para comer en casa de alguno de los amigos y para ir al baile.

 

 

El Porqué de los Polígonos de Peñas:

En 1.988 hubo problemas en la Comisión de Festejos, que hasta aquel entonces dicha comisión estaba en manos del Ayuntamiento, y nadie quería formar parte de la misma, debido a que todos declinaban esa responsabilidad tan molesta y poco agradecida.

Para que las fiestas no se suspendieran, se formó entonces la Asociación Recreativo Cultural Interpeñas de Belchite, compuesta en un principio por una veintena de peñas, y desde ese mismo año fue la encargada de la organización de todos los eventos festivo lúdicos.

También hubo quejas de los vecinos por el ruido que ocasionaban las peñas durante los días de las fiestas, ya que las peñas estaban situadas en el interior de la villa, así que el Ayuntamiento se vio obligado a solicitar a las peñas que no estuviesen dentro del casco urbano.

Y para facilitar a las peñas esa solicitud, les cedió unos terrenos exentos de pago, incluido el alumbrado y consumo de agua, unos terrenos situados enfrente del estanque y cercanos a los últimos edificios construidos pero lo suficientemente alejados para que no hubiese excesivas molestias.

Estos terrenos siguen en la actualidad libres de cargas, con la excepción del alumbrado, ya que desde el 2.002 cada peña abona a la empresa suministradora de energía su correspondiente consumo energético.

Nuestra peña terminó su construcción en el Polígono del Vicio en verano de 1.989.

 

 

El Anagrama:

Hasta el momento de la construcción de la nueva peña no teníamos ningún anagrama que nos identificase como peña, así que le pedimos el favor a Tomás Latorre, de la peña El Coscojo, para que nos dibujase uno, que ya por aquél entonces dibujaba divinamente.

Se puso manos a la obra y tras un primer y único boceto que plasmó en papel, dimos el visto bueno y que luego pintó personalmente dentro de la peña en la pared de detrás de la barra.

Como puede observarse en el anagrama, éste simboliza a un integrante de la peña amigo de la “juerga” increpado por su parienta, no por haber okupado el nido del pájaro negro (llamémosle cuco) sino por la cogorza que lleva el muchachote, y el pájaro sí que está “mosca” debido a la invasión de su nido

 

 

La Indumentaria:

Para distinguirnos visualmente de las otras peñas y no ir durante las fiestas con ropa de calle nos decidimos a comprarnos un atuendo acorde con nuestra categoría (¡hala!, a tirar la casa por la ventana), y llegado a un acuerdo entre todos se optó por una camiseta de color rojo, un pantalón blanco y una tocinera blanca (que esto último no es otra cosa sino un blusón o camisa de trabajo que se usaba hasta principios del siglo XX) a los que se le imprimirían el anagrama de la peña en la espalda, ¿muy limpios los colores verdad?.

Al año siguiente y exactamente durante las fiestas debió hacer un frío que pela, ya que decidimos comprarnos una sudadera que tendría que ser de color rojo.

Con motivo de la celebración del 25º Aniversario cambiamos de “jato”, para los que no sean aragoneses quiero decir que de ropa, sustituyendo el pantalón blanco (que sólo le cabía a Ángel, ¿sería por ese motivo el cambio?) por otro con goma y multicolor, y también se compraron polos en vez de camisetas pero éstos seguirían manteniendo el color rojo y en ellos se estamparía el anagrama de algo mayor en tamaño en la espalda y la leyenda el nido del cuco 25 aniversario en el bolsillo delantero.

 

 

Aniversario:

Fue en el año 2.004 cuando celebramos nuestro primer 25º aniversario, ¿llegaremos al segundo?.

Para festejarlo como se debía, nos reunimos todos los integrantes de la peña para hacer una gran comida el sábado día 11 de Septiembre, a la que invitamos a todos los que habían pertenecido en algún momento a la misma. Por desgracia no a todos les fue posible su asistencia, a la que seguro no habrían faltado si hubiesen podido asistir.

Tal fue la magnitud de la celebración que casi se nos junta la comida con la cena que también teníamos preparada, ya que todos los días que duran las fiestas todos los integrantes de la misma cenamos en la peña, cenas a las que además de vez en cuando se agrega algún amigo/a de otra peña o bien algún familiar, asistentes excepcionales que por supuesto son siempre muy bien recibidos.

 

 

El Menú del Aniversario:

Para dar la bienvenida a los asistentes, comenzamos con un buen vermouth y regado con unas cañas y refrescos.

El primer plato estuvo compuesto por salmón marinado en fondo verde con una confitura de caviar.

Le siguió un segundo de canard a la trufa acompañado de fruta tropical.

Como postre unos abanicos helados y fruta variado.

Todo ello regado con agua del manantial del piojo y unos fabulosos vinos de la tierra.

Se terminó la comida con café y licores finos (que nuestros cuerpos ya no están para moscatel).

 

 

 

Usuarios en conexión:

Anagrama de la peña

Nosotros

La Historia

Noticias

Las Peñas

Portadas

Enlaces

Fotografías

Las Fiestas

Curiosidades

Fútbol

Inicio

La Nuestra

Del Nido

¿Quienes Son?

De Programas

Webs Oficiales

Fotografías 1

¿Cuando Son?

Apodos

La Liga

 

 

 

¿Dónde Están?

 

Webs de Peñas

Fotografías 2

Las Mayores

El Tiempo

Otros Deportes

 

 

 

 

 

Webs de Prensa

Fotografías 3

 

Varios

 

 

 

 

 

 

Webs Turismo

 

 

Radares

 

 

 

 

 

 

Otras Webs

Videos 1

 

Libro de Visitas